Síntomas y causas de la aneurisma de aorta

El aneurisma de aorta, es una enfermedad que es muy común en los ancianos o en los adultos. A su vez, el Aneurisma de aorta tiene unos síntomas que suelen aparecer de forma lenta, y sus causas son a veces por el nivel de colesterol.

Por esto es que, a continuación, te presentamos los síntomas y causas de esta enfermedad, para que la conozcas y la puedas identificar.

Síntomas de la aneurisma de aorta

A menudo, los aneurismas de la aorta torácica crecen de manera lenta y, en general, sin síntomas, lo que dificulta su detección. Algunos aneurismas nunca se rompen.

Varios se manifiestan pequeños y permanecen así, aunque una gran cantidad puede expandirse con el paso del tiempo. Es difícil predecir la velocidad con la que un aneurisma aórtico puede crecer.

A medida que un aneurisma aórtico crece, algunos individuos pueden ver lo siguiente: Sensibilidad o dolor en el pecho, dolor de espalda, ronquera, tos y falta de aire.

Los aneurismas aórticos pueden mostrarse en cualquier sitio de la aorta, la cual se extiende desde el corazón hasta el tórax y el abdomen.

Los aneurismas pueden pasar en cualquier sitio de la aorta torácica, como en la aorta ascendente que se consigue cerca del corazón, el cayado aórtico situado en la curva de la aorta torácica y la aorta descendente ubicada en la parte inferior de la aorta torácica.

Causas de este tipo de aneurisma

Endurecimiento de las arterias

Las paredes de las arterias pierden flexibilidad a medida que se acumula placa en sus paredes. La presión adicional puede realizar que se debiliten y se forme una protrusión.

Además, la presión arterial alta es un factor de riesgo para el endurecimiento de las arterias. Esto es muy frecuente en los individuos de más edad.

Afecciones genéticas

Los aneurismas aórticos en los individuos más jóvenes suelen deberse a una causa genética.

Las personas que viven con el síndrome de Marfan, una afección genética que afecta el tejido conectivo del cuerpo, muestra un riesgo particular de presentar un aneurisma de la aorta torácica.

Los que padecen por el síndrome de Marfan pueden presentar un debilitamiento, a su vez, de la pared aórtica que los torna más propensos a desarrollar un aneurisma.

Ahora que has visto las causas y síntomas de la aneurisma de aorta, prepárate por si llegas a tener esta enfermedad, haciéndote chequeos y prestando atención a las señales de tu cuerpo. ¿Te ha gustado esto? Responde en los comentarios.