Robots colaborativos, la nueva era de la robótica

Ya los robots tienen tiempo entre nosotros, desempeñando labores principalmente en fábricas donde realizan ciertos procesos industriales y de manufactura de manera más rápida, efectiva, precisa y segura que una persona. Pero, debido al estado en el que se encontraban las tecnologías correspondientes a la inteligencia de estas máquinas, entre otros factores, el trabajo hombro a hombro entre robots y seres humanos era una utopía.

La mayoría de los robots actuales deben permanecer aislados tras barreras, rejas, zonas de seguridad demarcadas como si fueran un animal salvaje, con el fin de que el personal humano de la fábrica esté seguro y salvo, y evitar que sea dañado de alguna manera por la máquina en su funcionamiento.

Hoy en día, gracias a los grandes avances en el área de la robótica, al desarrollo de inteligencia artificial de mayor capacidad, y las nuevas tecnologías en cuanto a materiales y componentes, han visto la luz los que se conocen como Robots Colaborativos o Cobots, cuyas principales características son su ligereza, agilidad, flexibilidad y un diseño pensado para el trabajo colaborativo en conjunto con seres humanos, sin necesidad de rejas o aislamiento.

Estos Robots Colaborativos poseen características que los hacen una gran ventaja sobre todo para industrias de pequeño y mediano tamaño que quieran automatizar o mejorar la eficiencia de procesos en los cuales se ejecuten tareas repetitivas, así como incrementar la eficiencia en el uso de los recursos humanos disponibles para distintas tareas.

Una de esas características es que son de fácil programación, y no requieren de un personal especializado en programación y robótica para añadirle instrucciones. De hecho, en el caso de los “CoBots”, no se habla de programar si no de enseñar, ya que dicha programación se hace a través de un proceso de “aprendizaje” donde se mueve manualmente al robot mientras se le indica cuál es la tarea que debe hacer.

Esto permite que sea el mismo personal de la fábrica quien ponga a punto al robot para ejecutar diversas tareas, a su vez que permite que un mismo robot pueda ejecutar distintas tareas en distintas secciones de la cadena de producción sin tener que hacer grandes inversiones de ningún tipo para el cambio.

Los Robots Colaborativos son sin duda la vanguardia en la nueva era de la automatización y la digitalización de empresas, dentro de lo que se conoce como Industria 4.0. A pesar de sus actuales limitaciones, sus ventajas y el acelerado desarrollo tecnológico de la actualidad irán propiciando cada vez más la investigación y el desarrollo de estos nuevos dispositivos, y podemos estar seguros que en un futuro no muy lejano serán algo común en nuestro entorno de trabajo.