Aspectos relacionados con el cabrestante que usan los todoterrenos

El cabestrante es un elemento mecánico impulsado por un motor eléctrico, que consiste en un rodillo giratorio en el cual se enrolla un cable de acero (el más recomendado) o cuerda. Sirve para arrastrar, desplazar o levantar objetos y cargas pesadas; por ello, es uno de los implementos más usados en vehículos 4×4, debido a lo útiles y prácticos que son en diferentes ambientes y situaciones.

Son muchos los aprietos de los que se libra un todoterreno (TT) gracias al cabrestante, por supuesto, siempre y cuando sea un equipo de calidad y tenga la agilidad de utilizarlo en el momento preciso. Por lo general, se usa para engancharse a algún árbol u objeto como medida de seguridad, para subir alguna pendiente, y también es muy eficiente para auxiliarse a sí mismo o a otro vehículo en caso de estar atascado.

Consideraciones a tener presentes al utilizar el cabrestante

  • Características de la superficie en la que se encuentra para mover la carga, y de aquella hacia la que será trasladada.
  • Peso y tamaño de la carga que desplazará o alzará.

No será igual mover otro TT que se encuentre atorado, que alzar un tronco. Aparte, es muy importante saber cómo funciona el cabrestante antes de usarlo; en este sentido, es bueno practicar un poco y seguir la guía de alguien más experimentado. Frecuentemente se utilizan los cabrestantes eléctricos, sin embargo, también los hay manuales.

Los eléctricos llevan la delantera en popularidad y en ciertos aspectos se agradece su forma de operar, como el no tener que aplicar demasiado esfuerzo para hacerlo funcionar. Mientras que los manuales ameritan de algo de fuerza y en ocasiones se requiere de más de una persona (según el peso del objeto a mover) para accionar las barras de movilidad.

Al cabrestante además se le pueden acoplar accesorios que optimizan su función, como las anclas de rescate para atravesar terrenos muy difíciles, relés y motores de mayor capacidad, y así aumentar la potencia e impedir el sobrecalentamiento. Antes de adquirirlo es bueno analizar bien el tipo de uso que se le dará, de ello dependerá el tipo y la capacidad que más convenga.

Tener un TT es fácil y divertido, lo difícil es mantenerlo. Debido a las duras condiciones a las cuales se somete, es perentorio invertir en accesorios o componentes que mejoren su desempeño, además del mantenimiento regular que debe tener. Una alternativa para suavizar el impacto al bolsillo es comprando en www.desguacesde4x4.com, una web especializada en el sector de los todoterrenos, en la cual con pocos clics podría conseguir lo que busca sin salir de casa.