Como proteger el coche de la sal de las carreteras

Con la llegada del invierno y de la nieve, se debe prestar atención a la conducción, pero también a la sal de la carretera que puede causar daños al vehículo. Si necesitas piezas de segunda mano a los precios más bajos debes visitar www.desguacesperezoso.com, porque encontrarás los mejores recambios.

Sin embargo, con la presencia de sal para derretir el hielo, se puede infligir un castigo para el coche. Esto aumentará la probabilidad de que aparezca óxido en el mismo, y por este motivo te traigo algunas recomendaciones para que esto no vaya a suceder.

¿Cómo afecta la sal al coche?

Los coches de fábrica salen con una imprimación de impermeabilizante que ayuda a proteger los bajos. Pero, con el paso del tiempo y el roce con los badenes y baches va quitando esta capa protectora lo que facilita que las piezas metálicas de tu coche entren en contacto con la sal y se produzca la oxidación.

Sin embargo, las puertas, los guardabarros, el capó y el maletero, también son partes vulnerables a la oxidación causada por la sal. Esto debido a que retienen humedad, y pueden llegar a afectar negativamente a tu vehículo.

¿Qué hacer para que la sal no dañe el coche?

Existen varios trucos que se pueden aplicar para que tu coche no vaya a sufrir con la sal presente durante el invierno. Ten en cuenta los siguientes puntos clave para conseguir un mayor cuidado de tu coche:

  • Presta atención al anclaje del motor que aísla el coche del exterior, porque si está estropeado puede ser peligroso.
  • Siempre que puedas debes rociar agua a presión sobre el coche para eliminar la sal en exceso que puede causar graves daños sobre los puntos de unión.
  • Puedes llevar el coche a un túnel de lavado, pero asegúrate de que limpie las partes bajas del coche.
  • Asegúrate de aplicar una buena capa de cera a tu vehículo, porque esta te ayudará a protegerlo contra la sal. También sería bueno sellar las llantas del coche con cera, porque en sus huecos se pueden esconder los residuos de sal.

Siguiendo estos consejos podrás asegurarte de eliminar la sal que puede causar graves daños a tu vehículo. Recuerda que, si no quitas la sal y la nieve del coche se producirán graves averías, que no solo afectarán la seguridad, sino que también darán lugar a que se tengan que hacer reparaciones costosas en el mismo.