Recomendaciones para un coche sin uso

Son muchos los factores por los cuales un coche puede quedarse sin moverse, o que se use de forma muy esporádica lo que puede llevar a daños en el mismo. En todo caso, si necesitas un motor bmw z3 de segunda mano al mejor precio, te recomiendo visitar Motores DYG, porque encontrarás las mejores opciones del mercado.

Pero, si tienes tu coche sin uso debes asegurarte de darle un mantenimiento adecuado para que este siga funcionando correctamente. Así que, si tienes tu coche parado, te invito a que sigas leyendo para que no cometas errores con el mismo.

Consejos para cuidar un coche parado

Para que puedas cuidar un coche parado de una forma correcta debes asegurarte de seguir estas pautas que resultarán claves:

Arráncalo 1 vez cada 10 días

Para que el motor no vaya a perder su dinámica, es importante arrancar el motor una vez cada 10 días, incluso si no se va a circular en el coche. Esto evitará que los componentes del motor presenten dureza al reaccionar o que los líquidos se apelmacen.

Depósito de combustible lleno

Si el coche no se va a mover por varios días, es importante que el depósito del combustible esté lleno. Esto evitará que se produzca la evaporización del mismo, lo que hará que no tengas que perder dinero en combustible.

Desconecta la batería

Es importante que lo primero que se daña en un coche parado es la batería, por este motivo, lo mejor es desconectarla y volverla a conectar únicamente cuando se vaya a encender el motor. De lo contrario, podría consumirse por completo la batería, haciendo que el coche no arranque.

Aumenta la presión de los neumáticos

Se pueden inflar un poco más los neumáticos si el coche va a estar parado por mucho tiempo, esto evitará que se puedan producir daños en la llanta o deformaciones en la rueda. También se puede recurrir a unos ladrillos o caballetes y colocarlos en los bajos del coche, para que se puedan proteger los neumáticos al evitar que el peso total del coche quede sobre los neumáticos.

Mantenimiento interno

Cada vez que se arranque el motor, también se debe encender el aire acondicionado, para evitar cualquier tipo de taponamientos de los conductos. Es importante también subir y bajar los elevalunas, así como revisar los controles eléctricos del coche.

Asegúrate de mover todos los elementos del coche para que estos no se estropeen por el desuso y así mantener el coche en buen estado.